Ir a la Portada

El matrimonio tradicional Fang

Por: Remigio Esono Essema Bikie

Primera Parte

La Dote consiste en el clan fang como una especie de alianza que, inicia su función al principio del siglo XX o a mediados del siglo XIX aproximadamente o más bien se destaca después de los siglos de la emigración de los fang en África “Bantu”. La dote es el principal objetivo que contiene la alianza de dos familias y representan un gran símbolo en la vida de los esponsales y de orgullo y honor a la familia paterna por habarse obtenido nueva compañía en la familia.
Además de esta, Nsua no solo puede actuar de este modo, sino que también puede funcionar como un eje que amortigua las buenas relaciones de la convivencia de los casados, o más bien, sirven como anillo de un matrimonio especialmente tradicional entre los Bantu de Guinea Ecuatorial y realmente para los fang. Tal como hemos dicho se puede clasificar que el Nsua pone fin a cualquier acontecimiento de una relación fang, con eso no queremos decir que, después del Nsua el hombre no vuelve a interesarse más de los problemas de la familia de la amada, sino que a través del Nsua le atribuye este título como miembro de esa y es posible que esté invitado en cualquier problema que se resuelve a puerta cerrada; es decir, que el Nsua une la presencia de dos familias de distintas tribus.
Además de esté Nsua accede o hace que el hombre sea responsable de la herencia que obtendrá con su mujer, especialmente los hijos de aquel enlace matrimonial de tipo tradicional.
El Nsua representa y da esa imagen ante cualquier persona que: “tal no sigue siendo celibato sino casado”; aunque la mujer Bantu, especialmente, las Fang de Guinea Ecuatorial no llevan ninguna seña que dice que esta es o no casada, pero se puede divisar con la dignidad que guarda en su sociedad u hogar. Por lo tanto el Nsua será una virtud que le atribuye la convivencia de su sociedad y la cultura de su tradición.
Mientras tanto que la opinión divina también cae a favor de dichos matrimonios.
Por consiguiente, el Nsua representa el símbolo que bautiza esa unión después de la elección conyugal; y esta unión o enlace es reconocido por Dios, desde este punto de vista tomamos las referencias de que aquellos no seguirán siendo como antes sino que ya representan una familia casada, bajo las normas de la cultura tradición y gracias con el título que les ofrece la sociedad en que viven.
Los recién casados en Guinea Ecuatoriales establecen en la familia paterna o en el hogar del hombre pero de una casa distinta para evitar esas polémicas habituales que puedan surgir a lo largo del curso de sus vidas.
En este tema, el Nsua no será ningún convenio ni mucho menos un acuerdo entre las dos familias, aunque hubo matrimonio del tipo “África Bantu”, pero esa no es la función de la dote.
Por lo tanto el Nsua actúa como una alianza entre las dos familias, por haberse sido enamorado del uno de oteo de distintas y tribus. Para unir este pacto mental hace falta proceder a la dote en Guinea Ecuatorial especialmente los Fang.
Es una insignia que une el pacto de las dos mentalidades y hasta convertirlos en otra familia distinta a la que procedían y muy independiente de esta- según decía el anciano “cualquier persona casada ya no forma parte de los provechos de su padre, sino que tendrá que empezar a luchar para con los suyos, es decir sus hijos, ósea, que la mujer viene a edificar un nuevo techo pero dependiéndose de su marido y este ya no depende de nadie sino independientemente con su hogar. No hablamos de excluirle en el hogar de sus padres, sino que forma su persona con mucho respeto como padre y tutor de un hogar recién nacido que él dirigirá y estará bajo el poder de su techo.•


Ir Arriba


www.lagacetadeguinea.com
Página Web Oficial de La Gaceta de Guinea Ecuatorial. Todos los derechos reservados.
Optimizado para 800x600. Contáctenos:
gacetadeguinea@yahoo.es